Cómo comenzar

Observar nubes

Las nubes pueden ser un patio de recreo para la imaginación: todo lo que necesita para disfrutarlas es algo cómodo para descansar.

Paso 1

En un día parcialmente nublado, toma una toalla o una manta y dirígete a tu patio trasero o bosque.

Paso 2

Elige un área agradable y abierta con una vista despejada del cielo.

Paso 3

Acuéstate boca arriba y comienza a platicar con tu hijo sobre lo que ven. ¿Identifican alguna forma particular? ¿Tal vez algunas siluetas de animales? ¿Qué están haciendo los animales?

Paso 4

A veces, para motivar a tu hijo a usar su imaginación, hablar de algo que tú estás viendo resulta una muy buena herramienta: cuanto más imaginativa e interesante sea tu charla, mejor.

Paso 5

Puede terminar viendo muchas cosas que no son nubes, como aviones, pájaros o insectos. Si eso sucede, también está muy bien: no existe una forma correcta o incorrecta de observar las nubes.
""
¿Quieres localizar lugares cercanos donde puedas Observar nubes?
Ingresa tu ubicación.

Ideas de actividades

  • Dibujen las nubes

    Traigan con ustedes una libreta y un lápiz, y dile a tus hijos que intenten dibujar algunas de las nubes que ven. Anoten las descripciones de lo que podrían estar haciendo las nubes, por ejemplo: "Camello, con un sombrero de vaquero, que está a punto de abordar un barco gigantesco".
  • Inventen una historia de nubes

    Haciendo uso de los dibujos y las descripciones, intenten inventar historias cortas sobre las nubes (tu hijo puede terminar la historia o ampliarla cuando regresen a casa). Todo lo que tienes que hacer es comenzar a preguntar "por qué": ¿por qué el camello lleva un sombrero de vaquero? ¿Por qué se sube a un barco gigantesco? ¿A dónde va?

Qué traer

Mucha agua, incluso para caminatas cortas: un galón por persona por día es una buena cantidad.
Bocadillos como fruta o mezcla de frutos secos y bolsas vacías para recoger la basura.
Gafas de sol, un sombrero y protector solar.
Repelente de insectos.
Chaqueta de lluvia ligera o poncho.

Consejos de seguridad

Antes de comenzar el sendero, asegúrate de tener el número de teléfono local del Distrito de Guardaparques del Servicio Forestal o de la Oficina del Supervisor. Si alguien se lastima, éste debería ser el primer número al que llamen.
Siempre hazle saber a alguien a dónde vas y a qué hora esperas volver.
Evita salir si se pronostica alguna tormenta eléctrica. Busca refugio en un automóvil o en una casa si estás atrapado en una tormenta eléctrica. Si estás afuera cuando la tormenta eléctrica ocurra, el lugar más seguro para estar es quedarte entre un grupo de árboles, no en un claro, en el agua o al lado de un árbol solitario.
Ten en cuenta el sol. Utiliza protector solar, busca sombra y bebe mucha agua, incluso en invierno.
Los animales tienen su propio suministro de alimentos naturales, así que no los alimenten. Darles a los animales salvajes tu comida puede ser malo para su salud o podría enseñarles a confiar en los humanos para obtener comida.
Las frutas y los hongos pueden verse sabrosos, pero algunos son venenosos. Para estar seguro, no comas nada que encuentres creciendo en el bosque.
Las vías del ferrocarril son solo para trenes. Mantente a un lado y mantente alejado de las vías.
Establece un tiempo de regreso al salir, que te brinde suficiente tiempo para volver antes de que oscurezca. Debes tener en cuenta que el tiempo de caminata de regreso al sitio del que partiste, será por lo menos el mismo tiempo que hiciste al comenzar la excursión.
Lleva contigo una pequeña linterna u otra fuente de luz si planeas estar fuera cerca del atardecer.
Recuerda estar pendiente de los automóviles cuando estés en un parque cerca de una carretera. Usa colores brillantes en tu vestimenta para mayor visibilidad.